Herramientas para gestionar conversaciones difíciles

Las tres herramientas clave para gestionar conversaciones difíciles son

Preguntar para entender

  • Preguntar nos permite explorar aquello que no entendemos bien durante las conversaciones y conocer las razones que llevan a la otra persona a actuar de una forma que  a priori nos puede resultar extraña.
  • A la otra persona le da la posibilidad de reflexionar y compartir sus ideas en un marco de escucha y respeto.
  • Ambos ampliamos el marco de colaboración dando cabida a diferentes formas de pensar, sentir y actuar.

Autocontrol en la práctica

  • Observa tus emociones e identifícalas
  • No te juzgues, solo observa lo que te está sucediendo
  • Analiza tus sensaciones físicas e identifica la emoción principal
  • Observa las señales de tu cuerpo
  • Analiza la situación en conjunto, dónde y con quién estás.
  • Evalúa si vas a poder responder de forma consciente o automáticamente
  • Si crees que vas a reaccionar sin control emocional espera a otro momento

La escucha activa

Escuchar de forma activa durante una conversación es comprender la experiencia racional y emocional de QUIEN HABLA, PENSANDO EN SU PROPIO BENEFICIO

Nivel 1: Escuchar sin prestar atención; quizás soñar despierto o planificar las actividades que realizará ese día.

Nivel 2: Escuchar y oír lo que está diciendo la otra persona, estar impaciente por su turno para hablar o querer responder con sus propias ideas acerca de cómo resolver su problema, desafío o oportunidad.

Nivel 3: Escuchar atentamente y con todas sus emociones de manera que pueda responder y preguntar una pregunta crucial lista para ayudar a solucionar el problema a la otra persona.

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *